¿Cuántos conoces?

Se calcula que hay entre 60.000 y 80.000 especies de árboles diferentes en el mundo. Quizás te hayas preguntado alguna vez qué sentido tiene tanta diversidad aparentemente superflua, pero si pudieras recordar cuantas veces has buscado su sombra, descorchado una botella, comido sus frutos, calentado con su leña, curado con sus medicinas o usado un lápiz, es fácil reconocer su importancia para todos nosotros.

Siempre los necesitaremos, porque atraen el agua, mejoran su calidad, liberan oxígeno, asimilan carbono, moderan la temperatura, estabilizar el clima, crean y enriquecen el suelo, alimentan, cobijan, sanan, nos relajan, proporcionan belleza, disfrute espiritual y religioso, identidad cultural, patrimonio histórico, conocimiento local, paisaje, nos abastecen de materias primas de todo tipo… incluso el soporte físico para este texto. Y todo ello gracias a su extraordinaria diversidad.

El Sur de España es uno de los puntos calientes de biodiversidad del Planeta. Con unas 4.000 clases de plantas nativas diferentes, alberga más de la mitad de la flora de la Península e Islas Baleares y alrededor de un tercio de las especies de toda Europa. Pero también es de las que corre mayor riesgo de desaparecer de todo el Continente. En Algarinejo, dentro de nuestro mar de olivos, esta colección de árboles nativos es una modesta muestra de ese gran patrimonio andaluz, enorme riqueza que tenemos el derecho a disfrutar y la obligación de proteger.